Una industria basada en el juego.

El deporte tiene en su esencia diferenciales en su historia, la relación de los usuarios, la emoción, las reglas, el juego. Esta combinación ha contribuido a que las instalaciones deportivas representen una porción importante del dinero destinado a esta industria. Deben respetarse normas estrictas, y a la vez representarse valores intangibles. La arquitectura para el Deporte incluye la pasión y lo lúdico de las disciplinas.