Modernizar, ampliar capacidad y cumplir normas.

 

El Teatro Ópera requería alinearse con las normas vigentes en cuanto a medios de salida y ocupación.

Gracias al estudio de cada sector se procedió a reubicar las filas y butacas de la platea y el pullman.

Gracias a estos trabajos se mejoraron visuales, se amplió la capacidad permitida y se otorgó mayor seguridad cumpliendo con normas y requerimientos de la autoridad de la Ciudad.